Osgood Schlatter

La enfermedad de Osgood Schlatter es una lesión por uso excesivo de la rodilla que causa dolor e inflamación en la parte anterior e inferior de la rodilla. Suele producirse en niños en periodos de crecimiento y a pesar de su nombre y las molestias que provoca es una lesión que se resuelve sin problemas.

Osgood Schlatter
Saltar a sección

¿Qué es la enfermedad de Osgood Schlatter?

La enfermedad de Osgood Schlatter es una inflamación del cartílago de crecimiento que se encuentran en la inserción del tendón rotuliano en la tuberosidad tibial anterior. Esto sucede por el uso excesivo del músculo cuádriceps que produce una tracción continua y repetida sobre el tendón antes de que el cartílago haya finalizado su crecimiento.

Esta lesión suele aparecer en niño/as de entre 11 y 15 años y normalmente en sujetos activos que practican actividades deportivas como el fútbol, baloncesto, voleibol, etc.

Síntomas

Frecuente

Dolor de rodilla

Suele presentarse el dolor en la parte anterior de la rodilla justo por debajo de la rótula. El dolor empeora al realizar actividades físicas y deportivas y se alivia con el reposo.

Frecuente

Inflamación

Puede aparecer una inflamación a la altura de la tuberosidad tibial anterior (parte anterior de la rodilla justo por debajo de la rótula)

Frecuente

Hematoma

En esguinces graves suele haber rotura de las fibras del ligamento y de los capilares propiciando la aparición de un hematoma

Posible

Dolor a la palpación

El dolor se exacerba al presionar sobre la zona inflamada sobre la tuberosidad tibial anterior (parte anterior de la rodilla justo por debajo de la rótula)

Posible

Dolor al movimiento

En la fase aguda de la lesión realizar una flexión máxima de rodilla en gestos como agacharse o ponerse de cuclillas aumenta el dolor

Causas

Causa

Actividad excesiva

La tensión repetitiva que produce el tendón rotuliano sobre el cartílago de crecimiento al realizar actividades deportivas como fútbol, voleibol, ballet, etc. favorece la inflamación

Causa

Alteraciones anatómicas

Una tuberosidad tibial anterior más prominente o alteraciones en el tendón rotuliano pueden facilitar la aparición de Osgood Schlatter

Causa

Flexibilidad

La falta de flexibilidad en la musculatura del cuádriceps hace que aumente la tensión del tendón sobre el cartílago de crecimiento propiciando su inflamación

Diagnóstico

Evalúa tus síntomas

En 2 minutos puedes evaluar tus síntomas con nuestra tecnología para saber la causa de tu dolor.

Evalúa tus síntomas
Technology by
logo
Empezar
Prevalencia

Prevalencia y epidemiología

Mujer
20-40 años
40-60 años
60-80 años
Hombre
20-40 años
40-60 años
60-80 años
Tratamiento

¿Cómo actuar ante el dolor?

Para aliviar los síntomas sigue los siguientes consejos:

Reposo

En las fases dolorosas de la lesión es imprescindible realizar reposo para evitar que el cartílago se siga inflamando por la actividad.

Estiramientos

Los estiramientos tanto del cuádriceps como los de isquiotibiales están indicados para relajar la musculatura y disminuir la tensión que ejerce el tendón.

Automasajes

Dar un masaje en el cuádriceps mediante una pelota o un foam roller está indicado para relajar la musculatura y disminuir la tensión que ejerce el tendón.

Ejercicios isométricos

Los ejercicios isométricos están recomendados para prevenir la atrofia muscular por la inactividad.

Actividad excesiva

En las primeras fases de la lesión hay que evitar realizar las actividades que han causado la lesión o las que son exigentes para las rodillas.

Movimientos dolorosos

Hay que evitar los gestos y movimientos que producen dolor, ya que estos van a aumentar la inflamación del cartílago.

Vuelta al deporte

Al retomar las actividades deportivas empieza con actividades menos exigentes y con menor carga para el músculo y la rodilla, para ir progresando con el tiempo.

FIsioterapia

Beneficios de la fisioterapia

La enfermedad de Osgood Schlatter es una lesión que suele mejorar con el tiempo. Cuando termina la fase de crecimiento del niño/a los síntomas desaparecen. Pero hay situaciones donde dejar que el tiempo pase puede dejar secuelas o consecuencias. Por ello, es recomendable consultar con un fisioterapeuta experto el cual valorará la magnitud de la lesión y si existe alguna otra lesión de los tejidos adyacentes.

Técnicas para aliviar y controlar el dolor

Técnicas antiinflamatorias

Terapia manual para relajar la musculatura

Movilizaciones pasivas y activas

TENS

Indiba

Estiramientos

Ejercicios de fortalecimiento

Ejercicios de reeducación funcional

Tiempo de recuperación

45
Días
Con tratamiento de
logo
365
Días
Sin tratamiento

Patologías relacionadas