Dolor Miofascial de los Aductores de cadera

El dolor miofascial de los aductores de cadera, también conocido como contractura muscular o punto gatillo, es una banda tensa del músculo que genera dolor al tocar, al mover o al estirar.

Dolor miofascial de los aductores de cadera
Saltar a sección

¿Qué es el dolor miofascial de los Aductores de cadera

Los aductores de cadera están formados por 5 músculos: el aductor mayor, mediano, menor, el pectíneo y el grácil.

Se originan en el pubis y se insertan en el fémur y su función consiste principalmente en cerrar las piernas hacia dentro.

En los deportistas, los aductores realizan muchísimo esfuerzo y en consecuencia pueden sufrir una contractura muscular o punto gatillo. Esto significa que ese músculo presenta una banda tensa en una de las fibras musculares, produciendo dolor tanto al tocar como al mover.

Un punto gatillo puede producir un dolor referido. Este dolor se refiere en otra área del cuerpo donde no está la lesión.

Por ejemplo, en el caso de los aductores,el dolor se refiere desde la ingle hasta la parte interna de la rodilla.

Síntomas

Frecuente

Dolor en la zona de la ingle

Dolor en la parte interna del muslo que puede referirse hacia la rodilla

Frecuente

Dolor con la actividad

Dolor al realizar deportes que impliquen correr o cambios de dirección constantes

Posible

Falta de flexibilidad

Sensación de rigidez a la hora de estirar el músculo o cruzar las piernas al estar sentado

Posible

Tensión

Sensación de tensión o tirantez del músculo al estirarlo

Causas

Causa

Sobreentrenamiento

Los deportes con mayor riesgo de sufrir una contractura de los aductores son los que implican cambios de dirección o patadas (fútbol, artes marciales, etc.)

Causa

Desequilibrio muscular

Desequilibrio entre la musculatura del tronco (abdominales) y las piernas. Presentar más tono y potencia en las piernas que en los abdominales

Causa

Descanso insuficiente

No dejar suficiente descanso entre los días de entrenamiento

Causa

Falta de entrenamiento

Realizar actividad física sin estar acostumbrado o retomar el deporte después de un largo periodo de inactividad

Diagnóstico

Evalúa tus síntomas

En 2 minutos puedes evaluar tus síntomas con nuestra tecnología para saber la causa de tu dolor.

Aurya diagnosis
Evalúa tus síntomas
Aurya diagnosis
Technology by
logo
Empezar
Prevalencia

Prevalencia y epidemiología

Mujer
Prevalencia en hombres entre 20-40 años
20-40 años
Prevalencia en hombres entre 40-60 años
40-60 años
Prevalencia en hombres entre 60-80 años
60-80 años
Hombre
Prevalencia en mujeres entre 20-40 años
20-40 años
Prevalencia en mujeres entre 40-60 años
40-60 años
Prevalencia en mujeres entre 60-80 años
60-80 años
Tratamiento

¿Cómo actuar ante el dolor?

Para aliviar los síntomas sigue los siguientes consejos:

consejo disminuir actividad física

Disminuir la actividad física

En la primera semana es recomendable disminuir actividades que impliquen correr o dar patadas. Puedes andar en bicicleta durante 10-20 minutos ya que no implicamos la activación de la musculatura aductora.

consejo automasaje

Automasaje

Automasajear la parte interna de muslo. Colocar los dos pulgares en los aductores y deslizar los dedos hacia abajo y hacia arriba durante 10 minutos una vez al día. Otra opción es presionar la zona del dolor y mantener la fuerza durante 90 segundos.

consejo estiramientos

Estiramientos

Estirar la musculatura aductora 3 series de 45 segundos 1-2 veces al día.

consejo foam roller

Foam roller

Relajar la musculatura pasando el rodillo o el foam roller en todo el recorrido del músculo, desde la ingle hasta la parte interna de la rodilla.

consejo evita actividad escesiva

Evitar realizar actividad excesiva

No realizar sobreentrenamientos ya que sobrecargaremos más la musculatura aductora.

consejo deporte con descanso

Evitar deporte sin días de descanso

No entrenar todos los días, intercalar los días de entrenamientos con los de descanso.

FIsioterapia

Beneficios de la fisioterapia

Una contractura muscular es una lesión que duele con la actividad y disminuye con el reposo.

Por ello, lo más recomendable es seguir los pasos que hemos indicado anteriormente. Si en tu caso, reaparece el dolor aún realizando periodos de descanso, te recomendamos consultar a un especialista en tu lesión, ya que con el paso del tiempo es más complicado tratar la lesión.

El fisioterapeuta te ayudará en:

consejo detectar origen de la lesión

Detectar el origen de la lesión y evitar las recaídas

consejo punción seca

Eliminar las contracturas musculares con técnicas como la punción seca

consejo ejercicios de fortalecimiento

Enseñar ejercicios para fortalecer las debilidades de los músculos adyacentes

consejo hábitos saludables

Enseñar hábitos saludables para mejorar la calidad de vida

consejo ventosas relajar musculatura

Ventosas para relajar la musculatura y estimular el metabolismo

consejo electroterapia

Electroterapia para mejorar la circulación de los aductores

Tiempo de recuperación

7-12
Días
Con tratamiento de
logo
25-30
Días
Sin tratamiento

Patologías relacionadas