Dolor de hombro

El dolor de hombro es uno de los problemas físicos más frecuentes en la sociedad de hoy en día.

Esto se debe a que cada vez más personas trabajan en puestos de trabajos automatizados como delante del ordenador o llevan una vida sedentaria perjudicando así la salud del hombro. Cada vez se ven más hombros adelantados o caídos con cifosis repercutiendo negativamente a las estructuras (tendones, bursa, etc.) del hombro.

Todo ello, deriva en diferentes dolores y lesiones de hombro.

Aún, con la tecnología que tenemos hoy en día no es fácil dar una respuesta a estos dolores. Y si nos planteamos realizar una búsqueda en internet seguramente no encontremos lo que estábamos buscando y vamos a perder un montón de tiempo.

Por ello, te acerco esta herramienta donde puedes descubrir tu lesión en menos de dos minutos mediante la inteligencia artificial.

Más patologías de hombro

Lesiones del hombro

Las lesiones de hombro varían dependiendo de la gravedad y el tejido afectado del hombro: músculos, tendones, ligamentos, huesos, etc.

Cada una de estas lesiones tiene un tratamiento específico, por ello, es importante diagnosticar bien la lesión para tomar las medidas necesarias. El hombro está formado por tres articulaciones que a su vez articulan tres huesos. Estos huesos son el húmero, la escápula y la clavícula; y se articulan mediante las articulaciones gleno-humeral y acromio-clavicular.

Estas articulaciones se estabilizan y se protegen gracias a una serie de ligamentos y un grupo muscular conocido como el manguito de los rotadores los cuales ayudan a mantener la cabeza del húmero en la cavidad glenoidea. Por último, existen en el hombro una especie de bolsas llenas de líquido (bursa) para que con el movimiento de hombro, los tendones no rocen directamente con los huesos.

 

dolor de hombro

 

Conociendo un poco más la anatomía del hombro será más fácil entender los dolores de hombro que sufrimos y como ponerles remedio. Estos dolores los vamos a dividir en función del tejido afectado.

Dolor muscular de hombro

Entre los dolores musculares del hombro los músculos que se ven normalmente afectados son el supraespinoso y el infraespinoso. Esta musculatura esta ubicada por encima de la espina de la escapula (supraespinoso) y por debajo (infraespinoso). El músculo supraespinoso suele sufrir distensiones y roturas y es el músculo que nos ayuda a levantar el brazo lateralmente junto al deltoides. Por lo que si presentamos dolor o dificultades para elevar el brazo lateralmente es posible que haya una afectación del este músculo. En cambio, el infraespinoso suele sufrir de dolores miofasciales, es decir, de contracturas que refieren dolor hasta la cara lateral del brazo y el codo. Estas contracturas suelen ser provocadas por movimientos bruscos o repetitivos y en estos casos suele ser de gran ayuda automasajear la zona mediante una pelota de tenis.

dolor muscular de hombro
dolor tendinoso del hombro

Dolor tendinoso del hombro:

En cuanto a los dolores tendinosos del hombro, los tendones que más se afectan en esta articulación son los de la musculatura del manguito del rotador, más específicamente del músculo supraespinoso. Como se puede apreciar en la imagen el tendón del supraespinoso transcurre entre dos huesos con un espacio muy limitado. Si por alguna circunstancia (hombros adelantados, inflamación de la bursa, etc.) se disminuye este espacio y el tendón del supraespinoso se ve afectado. Los pacientes con esta lesión presentar dolor al realizar elevaciones laterales con el pulgar mirando al suelo o al realizar actividades con las manos por encima de la cabeza.

Dolor ligamentario del hombro:

Los dolores de los ligamentos del hombro normalmente suelen ser causados por algún traumatismo o golpe directo sobre el hombro donde se ven implicadas las articulaciones antes mencionadas. Tanto en la articulación acromio-clavicular como en la articulación gleno-humeral los ligamentos pueden sufrir esguinces (distensiones) o roturas afectando así a la estabilidad y la capacidad funcional del hombro.

dolor ligamento del hombro
bulto en el hombro

Dolor de la bursa del hombro:

El dolor de hombro difuso al realizar actividades con las manos por encima de la cabeza o después de un traumatismo suele ser causado por una bursitis subacromial. En esta lesión la bursa se inflama y aumenta la cantidad de liquido en la bolsa, aumentando de tamaño y provocando dolor al realizar movimientos que impliquen una disminución del espacio subacromial (entre los dos huesos donde pasa el tendón del supraespinoso).

Dolor óseo del hombro:

El dolor insoportable junto con hinchazón y posible hematoma tras un traumatismo suele ser característico de una fractura ósea. Dependiendo del hueso fracturado variaran los síntomas, pero, si se sospecha de una fractura se recomienda acudir a un centro sanitario cuanto antes.

dolor en los huesos del hombro

Tendinitis de Hombro

Las tendinopatías, coloquialmente llamadas tendinitis son una reacción de los tendones a los movimientos repetitivos o sobreuso del hombro. Estos tendones reaccionan inflamándose en una primera fase para luego degenerarse. Por tanto, es importante determinar si tus dolores son causados por una tendinopatía y si es así tratarlo cuanto antes.

Haz uso de nuestra inteligencia artificial para evaluar tus síntomas y descubrir tu lesión:

En el hombro hay un montón de tendones, pero son dos los que más se lesionan, ya sea por su función o por su ubicación. Estos tendones pertenecen al músculo supraespinoso y al músculo bíceps braquial.

Tendinitis del supraespinoso

Como hemos mencionado anteriormente el tendón del músculo supraespinoso por su ubicación entre dos estructuras óseas es el que se lesiona con mayor frecuencia. Esta lesión suele estar producida por un aumento de la actividad física (escalada, tenis, bádminton, etc.), actividades laborales con movimientos repetitivos para el hombro, alteraciones estructurales de la escápula, traumatismos, etc.

Todo ello, provoca los dolores tan frecuentes en la población de hoy en día como: dolor al realizar movimientos de hombro, sensación de debilidad del brazo y limitación funcional. El dolor de hombro en esta lesión se refiere en la cara anterolateral del hombro y en ocasiones puede irradiarse hacia el brazo. En cuanto a la sensación de debilidad, el paciente refiere falta de fuerza e incapacidad para realizar gestos tan cotidianos como levantar el brazo para coger un objeto de la estantería de arriba. Por último, respecto a la limitación funcional, el paciente puede referir complicaciones para mover el hombro en todo el rango de movimiento y dificultar así que se peine o que se rasque la espalda.

De modo que, para evitar llegar a estas circunstancias es importante realizar ejercicio físico con moderación, mantener una buena ergonomía (postura) en el trabajo y evitar los movimientos repetitivos que puedan afectar negativamente al hombro.

tendinitis hombro
tendinopatia del hombro

Tendinitis del hombro anterior

El músculo bíceps braquial situado en la cara anterior del brazo se compone de dos cabezas. La cabeza larga la más lateral y la cabeza corta más interna. El tendón de la cabeza larga situada en la corredera bicipital es el que sufre la mayoría de las lesiones. Además, esta lesión normalmente suele ir asociada a otra lesión de hombro como una tendinitis del supraespinoso.

En cuanto a la epidemiologia y la prevalencia de la tendinitis del bíceps, una de las causas principales es el sobreuso y movimientos repetitivos de hombro, por lo que los deportistas y los sujetos con trabajos exigentes son los principales afectados. Además, la inestabilidad de hombro, los traumatismos directos y otras lesiones del hombro, también, pueden favorecer la aparición de la tendinitis del bíceps.

En cuanto a la sintomatología que presentan los pacientes con esta lesión se caracterizan tres síntomas principales. Por un lado, el dolor en la cara anterior del hombro que empieza con algún movimiento en concreto, pero con el tiempo persiste hasta en reposo. Por otro lado, dolor al flexionar el hombro, es decir, elevar el hombro hacia delante o también al flexionar el codo. Por último, la impotencia y disminución de la fuerza al realizar las actividades de la vida diaria.

De modo que, para evitar esta lesión es importante realizar ejercicio físico con moderación, evitar los movimientos repetitivos que puedan afectar negativamente al hombro, realizar estiramientos y evitar los gestos bruscos como los gestos de lanzamiento.

Hombro doloroso

El hombro es una de las articulaciones que más se lesiona y la primera causa de consultas a especialistas. Durante el artículo hemos clasificado estos dolores en función de la estructura afectada o la ubicación del dolor, pero también existen otro tipo de dolores donde el dolor de hombro va asociado a una acción o el dolor se refiere a otra zona.

El dolor en el hombro derecho puede estar causado por diversas patologías anteriormente descritas. Si el brazo derecho es tu brazo dominante es normal que realices la mayoría de las actividades diarias con ese brazo, por lo que, el hombro derecho tendrá más implicaciones y más trabajo. Estas implicaciones favorecen el sobreuso y los movimientos repetitivos provocando las lesiones tendinosas y musculares anteriormente mencionadas. Esta visión es una visión muy occidental y biomecánica de buscar la causa de los dolores del hombro derecho.

La medicina oriental, en cambio, entiende que todas las partes del cuerpo están relacionadas y asocia estos dolores con las disfunciones viscerales. En el caso del dolor del hombro derecho la medicina oriental indica que puede ser por una disfunción del hígado. Esta disfunción del hígado puede estar provocada por las situaciones de estrés, ansiedad o una mala alimentación. Por lo que, según esta vertiente cambiando los hábitos de vida y llevando una dieta sana mejoraran los dolores del hombro derecho.

El dolor de hombro izquierdo, también, puede estar provocado por las lesiones antes descritas, causado por los movimientos repetitivos, traumatismos directos, sobreuso, etc. Pero como en el caso anterior, todas estas causas son biomecánicas y tienen un tratamiento específico ya determinado.

Pero, los dolores de hombro izquierdos que permanecen mucho tiempo sin ver ninguna mejoría, la medicina oriental los asocia a disfunciones viscerales. En el caso de los dolores de hombro izquierdos los asocia a una disfunción del estómago. El estomago puede presentar disfunción por diversas causas y entre ellas destacan las alteraciones emocionales y la mala alimentación.

De modo que, según esta vertiente cambiando los hábitos de vida y llevando una dieta sana mejoraran los dolores del hombro izquierdo.

 

El dolor de hombro que se irradia hacia el codo suele estar desencadenado por diversas causas. Por un lado, puede ser por una compresión nerviosa a la altura del desfiladero torácico (síndrome de los desfiladeros) que provoca adormecimiento de la mano y dolor de hombro que se irradia por todo el brazo con una sensación de ardor. Por otro lado, puede ser causado por el dolor miofascial del músculo infraespinoso. Tal y como hemos comentado anteriormente, una contractura de este músculo refiere dolor a la zona lateral del brazo llegando hasta el codo. Por último, las patologías como la bursitis subacromial, tendinopatía del supraespinoso, etc. también pueden irradiar el dolor hacia el codo.

 

En el caso del dolor de hombro y cuello esta sintomatología puede darse por dos causas principales:

  • Patología del cuello que irradia el dolor hacia el hombro, como en los casos de cervicobraquialgia, sobrecarga de la musculatura cervical,
  • Patología del hombro que irradia el dolor hacia el cuello, como en el caso del síndrome de los desfiladeros.

Normalmente, suele ser por una sobrecarga de la musculatura del cuello que no recibe tratamiento y con el tiempo termina implicando la articulación del hombro. Pero, en algunos casos puede pasar al revés, es decir, por una lesión de hombro no poder realizar un movimiento adecuado y sobrecargar la musculatura del cuello.

Si lo valoramos desde el punto de vista de la medicina oriental estos dolores serán causados por las disfunciones del hígado, estómago y la vesícula biliar.

La mayoría de las lesiones de hombro suelen provocar dificultades para realizar los movimientos sin dolor e incluso dificultades para realizar las actividades de la vida diaria. Pero hay una patología denominada capsulitis adhesiva u hombro congelado donde en su fase más álgido la limitación es severa. Esta lesión se caracteriza por la inflamación y retracción de toda la cápsula articular del hombro provocando dolor y rigidez. Por lo general, los signos y síntomas empiezan de una forma progresiva hasta llegar a un punto donde el hombro es casi inmóvil para luego volver a recuperar la movilidad.

 

El dolor de hombro al dormir es un síntoma muy común que se da en la mayoría de las lesiones de hombro. Es verdad que algunas lesiones como la bursitis subacromial, tendinopatía del supraespinoso, capsulitis adhesiva y las lesiones traumáticas son más propensas a presentar este dolor nocturno.

 

Tratamiento para el dolor de hombro

El tratamiento para el dolor de hombro suele ser eficaz una vez identificada tu lesión. 

Para saber cuál es tu lesión te recomendamos hacer uso de nuestra inteligencia artificial para evaluar tus síntomas y así poder aplicar un tratamiento específico en la recuperación de tu lesión consiguiendo los mejores resultados.

tratamiento para dolor de hombro

Las técnicas para la recuperación más aplicadas son las siguientes:

REPOSO:

Dejar que el tiempo cure la lesión no suele ser la mejor opción. Aunque el reposo es fundamental, hay que combinarlo con alguna otra técnica para que la lesión se recupere correctamente, ya que, sin un tratamiento específico, el tiempo de recuperación se alarga y pueden surgir complicaciones que derivan en dolores crónicos.

MEDICACIÓN:

La medicación es otra forma de disminuir el dolor, pero no te va a aportar ninguna mejora más allá. Aunque puede ser eficaz para los procesos inflamatorios y analgésicos, una lesión hay que abordarla desde diferentes puntos de vista trabajando mediante ejercicios y terapia manual. 

FISIOTERAPIA:

La fisioterapia es la forma más completa para afrontar este tipo de lesiones. Sus técnicas aparte de aliviar el dolor y disminuir tus síntomas, ofrecen ejercicios personalizados para fortalecer la musculatura, asegurar una recuperación completa y prevenir futuras lesiones.