Dolor de cuello

En la sociedad de hoy en día los dolores de cuello o cervicalgias cada vez son más frecuentes.

 Cada vez más personas se quejan de la sensación de tensión, de rigidez y de presión en la musculatura del cuello. Esto se debe a que hay más personas que trabajan en puestos de trabajos automatizados como delante del ordenador o pasan mucho tiempo con el móvil repercutiendo así negativamente en la salud de su columna cervical.

 

torticulis

 

Además, de estas causas mecánicas, las causas emocionales como el estrés y la ansiedad también pueden influir en la aparición de los dolores de cuello y cabeza.

Es importante diferenciar bien entre los dolores cervicales, ya que dependiendo de la lesión cambiará el tipo de tratamiento y los tiempos de recuperación.

Si quieres darle una respuesta a tus dolores de cuello y cabeza, evalúa aquí tus síntomas con nuestra inteligencia artificial.

Tortícolis

En el caso del tortícolis la musculatura que más se suele contraer es el esternocleidomastoideo, los músculos escalenos y el elevador de la escápula que dejan la cabeza bloqueada en una posición. Estos bloqueos pueden ser causados, por una parte, por malas posturas en el ámbito laboral o a la hora de dormir. Por otro lado, por los traumatismos y los movimientos bruscos de cabeza al conducir o practicar un deporte

Dolor muscular en el cuello

En cambio, si la musculatura contraída es la musculatura posterior del cuello como el trapecio superior y medio, romboides mayor y menor y el elevador de la escapula hablaremos de sobrecarga muscular cervical. Esta lesión es muy común en personas que trabajan delante del ordenador o trabajadores que tienen una alta demanda física de los brazos. Aunque los síntomas iniciales de esta lesión sean los dolores cervicales, los pacientes también pueden presentar dolor cervical y de cabeza o dolor irradiado hacia el brazo.

Dolor de nuca

Por último, si la musculatura afectada es la musculatura suboccipital, músculos que se sitúan en la parte posterior baja de la cabeza, es muy común presentar cefaleas y dolores de cuello. La contracción de esta musculatura irradia el dolor hacia la cabeza provocando cefaleas de tipo opresivo. Los pacientes se quejan del dolor como si una venda les oprimiese la cabeza o como si tuviesen un casco puesto

dolor de nuca
contractura en el cuello

Dolor cervical por traumatismo

El dolor de cervicales después de un traumatismo o un golpe puede ser por una esguince cervical. Este caso es diferente, ya que la causa de los dolores no es la contracción muscular, pero a raíz del traumatismo sufrido se sucede una contracción de la musculatura cervical. La causa principal de esta lesión suele ser un movimiento brusco de la cabeza por un accidente de tráfico que provoca una contracción refleja de la musculatura cervical como medida de protección.

contractura en el cuello

Dolor de cuello y cabeza

Aunque el dolor de cabeza lo consideramos como una lesión simple y muy bien conocida, la verdad es que existen diferentes tipos de dolor de cabeza con sus diagnósticos y tratamientos. Por una parte, los dolores se pueden presentar asociados a dolores cervicales o presentarse sin síntomas de dolor cervical. Por otra parte, en cuanto al tipo de dolor también se pueden diferenciar entre unilaterales (un lado) o bilaterales (dos lados). La sensación que provoca cada dolor también puede variar desde un dolor opresivo hasta un dolor pulsátil. Por lo que hay que valorar cada situación en individual y tomar las medidas necesarias.


Dolor cervical por estrés

Los cuadros de estrés o ansiedad pueden aumentar la tensión de la musculatura cervical y de la nuca provocando la cefalea tensional. Esta lesión lo podemos catalogar como dolor de cabeza de tipo leve y opresivo, bilateral y asociado a dolor de cuello. Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, su tratamiento consistirá en relajar la musculatura afectada mediante la fisioterapia, automasajes, estiramientos, calor local, etc. para aliviar los dolores y recuperar la normalidad en las actividades de la vida diaria.

dolor de cabeza y cervicales
dolor cuello y cabeza

Dolor de cabeza intenso

A diferencia de la cefalea tensional, la migraña lo podemos catalogar como dolor de cabeza intenso y pulsátil, unilateral y sin asociarse con los dolores de cuello. Esta patología es un desorden crónico del sistema nervioso que además de provocar dolores de cabeza intensos puede provocar otros síntomas como náuseas, vómitos, fotofobia, sonofobia, etc. Aunque las causas no estén claras los estados de estrés y ansiedad, así como los cambios hormonales pueden favorecer la aparición de estos dolores. Es más común en mujeres y sobre todo en aquellas que están en edad laboral. El tratamiento se centra en intentar disminuir la cantidad de episodios de migraña y en aliviar los síntomas cuando esta sucede.

dolor cuello y cabeza

Dolor de cuello y mareos

Los mareos de origen cervical cada vez son más frecuentes y se asocian con pesadez en los hombros, dolor de cuello y limitación en los movimientos. Aunque la causa de estos mareos todavía es incierta la hipótesis que mayor fuerza cobra es que se sucede por una compresión de la arteria vertebral. Dicha compresión impide la correcta llegada de la sangre al cerebro provocando la sensación de mareo. Estas compresiones de la arteria vertebral principalmente pueden ser causados por las contracturas de la musculatura cervical o por bloqueos a la altura de la columna cervical.

 

dolor de cervicales y mareos

Dolor de cuello y brazo

Los dolores de cuello irradiados hacia el brazo izquierdo o derecho pueden ser causados por una cervicobraquialgia. En esta lesión se comprime o se irrita el nervio que sale de la columna cervical y llega a la mano, provocando dolor a lo largo de su recorrido. Esta compresión puede ser causada por diferentes razones como hernia de disco, artrosis, traumatismos, etc. También, puede ser causada por una compresión muscular en su recorrido hasta la mano, en el cual, habría que relajar la musculatura para liberar el nervio.

Dolor de cuello derecho

Los dolores de cuello más localizados en el lado derecho o izquierdo que no refieren dolor ni al brazo ni a la cabeza los podemos tratar como una sobrecarga muscular más acentuada en un lado. Pero la medicina oriental, tiene otra visión para estos dolores tan singulares. Esta medicina relaciona estos dolores con alteraciones viscerales. Así, el caso de los dolores cervicales derechos la medicina oriental indica que puede ser por una disfunción del hígado. Es decir, el hígado no funciona correctamente y el dolor se refiere en la zona cervical derecha. Por lo que según esta vertiente habría que realizar cambios en la dieta o en el estilo de vida.

dolor cervical derecho

Dolor de cuello izquierdo

En cambio, los dolores de cuello en el lado izquierdo se relacionan con las disfunciones del estómago y la vesícula biliar. Según la medicina oriental si estos dos órganos no funcionan correctamente el dolor se refiere en la zona cervical izquierda. Por lo que, habría que tomar las medidas necesarias para asegurar el correcto funcionamiento de estos órganos mediante una buena dieta y cambios en el estilo de vida.

dolor cervical lado izquierdo

Tratamiento para el Dolor de Cuello

El tratamiento para el dolor de cuello suele ser eficaz una vez identificada tu lesión. 

Para saber cuál es tu lesión te recomendamos hacer uso de nuestra inteligencia artificial para evaluar tus síntomas y así poder aplicar un tratamiento específico en la recuperación de tu lesión consiguiendo los mejores resultados.

Reposo

Cuando tenemos dolores de cuello o cabeza es importante tomarte tu tiempo para descansar en un ambiente tranquilo. Esto nos ayudara a relajarnos consiguiendo así, aliviar el dolor y disminuir la tensión cervical. También es conveniente evitar las posturas prolongadas como por ejemplo delante del ordenador, ya que estas pueden aumentar la tensión cervical. Para ello, levántese o muévete un poco cada 45 minutos.

 

Aplicación de frio y/o calor

En casos donde el dolor cervical se refiere a la cabeza se puede aplicar un paño frio en la cabeza para intentar aliviar el dolor durante los episodios de cefalea. Una vez pasado el dolor de cabeza o si presentamos dolor cervical aislado es conveniente aplicar calor seco en la musculatura contraída para favorecer la llegada de la sangre a la zona y relajar la musculatura.

 

Estiramientos

Los estiramientos son unos ejercicios muy recomendables para disminuir la tensión de la musculatura cervical. Hay que realizarlos de una manera progresiva sin la aparición del dolor, pero notando una cierta tirantez. Es recomendable realizarlos varias veces al día incluso se pueden hacer en el trabajo cuando notamos que la musculatura está sobrecargada.

Automasaje

Los automasajes mediante la mano o una pelota son muy eficaces para relajar la musculatura cervical y la suboccipital (nuca). Mediante estos masajes y presiones mantenidas conseguimos favorecer la llegada de la sangre que aporta nutrientes y oxigeno a la musculatura para ayudar a su relajación.

Técnicas de relajación

Por último, las técnicas de relajación son importantes para evitar tensiones en el cuello y dolores de cabeza. Para ello, hay diferentes técnicas como la meditación, yoga, tai chi, etc. o podemos intentar cambiar nuestro estilo de vida administrando el tiempo de manera inteligente y organizando el día con anticipación.